Cerrado por decepción…

Después de varios años de resistencia, te colaste por una rendija de mi corazón y lo dejaste abierto de par en par… como una llaga en carne viva…Expuesto al amor pero también al desamor. Lo intenté… Juro que lo intenté. Incluso llegué a rozarlo con la punta de los dedos pero, de nuevo, resultó ser una quimera y se esfumó dejando tras de sí el dolor y la desilusión de lo que pudo haber sido y no fue… Hoy ya no me quedan fuerzas. La vida no me lo ha puesto fácil y me cansé de sufrir. He sellado de nuevo mi corazón y voy a arroparlo con mi propia piel. Tengo que protegerlo… Tengo que protegerme… No más lágrimas. No más decepciones… Necesito descansar. Tengo mi paz.

© Otesania 2017

5 pensamientos en “Cerrado por decepción…

  1. Uffff, desgarrador. Pero… ¿cerrarse al amor?. Cerrarse, a lo que sea, por mala experiencia no es bueno, es como vivir a medias. Hay que implicarse en la vida, apostar fuerte. Mejor, tener reservas, cautela, pero ir. La vida hay que vivirla con paso firme. Hay un duelo que pasar después de cada decepción. A todos nos han hecho llorar por dentro y por fuera. Pero esto es lo que hay, en eso consiste vivir. Buen día Otesania.

    Le gusta a 1 persona

    • otesania dice:

      Jejeje Tienes razón y, por suerte, suelen ser cierres “temporales” que pueden durar más…o menos, según la intensidad del dolor que sintamos tras una decepción pero sí… este escrito quería reflejar lo que se siente cuando alguien te rompe el corazón y te invade la tristeza más absoluta. Cierras tu corazón a cal y canto y piensas que así lo proteges pero no te das cuenta que el corazón, por suerte, nunca se cierra del todo y que el Amor, cuando llega de nuevo, se abre camino como sea!! 😉
      BesOTEssss Mar.

      Le gusta a 1 persona

  2. danisalanova dice:

    Mi madre solía decir que el amor no se malgasta, aunque no te lo devuelvan en la misma que mereces o deseas.

    Déjalo salir a raudales -decía-. Abre tu corazón y no tengas miedo de que te lo rompan. Los corazones rotos se curan. Los corazones protegidos por su caparazón acaban convertidos en piedra.
    No seas la roca que el mar golpea, se el agua que lo envuelve todo.
    Se amor.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s