Escritos · Pinceladas de Cordura

Pinceladas de Cordura (156)

La Vida son «momentos» que duran un instante….y nunca más vuelven.

Tú decides con quién o quiénes quieres compartir cada uno de esos instantes y si te quieres perder…o no.. los momentos importantes de aquellos a los que más quieres.

©️Otesania 2021

Escritos

¡¡Un millón de gracias….siempre!!!

A los que están cerca…y a los que «viven» al otro lado…A los que son y los que serán…Ya seas hombre o mujer, amigo o desconocido….

¡Gracias!

Por cederme el asiento…cuando notas en mi cara el cansancio.

Por acomodar tus pasos a los míos, que son más cortos…cuando caminamos juntos.

Por hacerme sonreír cuando me ves triste….y no parar hasta que lo consigues.

Por esperarme sin impacientarte cuando llego unos minutos tarde…y no he podido avisarte..

Por darme los buenos días si coincidimos en el ascensor…aunque no nos conozcamos.

Por regalarme una rosa.. Sin motivo… Sin excusa… Sin intención…. Sin miedo.

Por acordarte de mi y llamarme o enviarme un mensaje…aunque sólo sea para decirme…«¡Hola! ¿Cómo estás?»

Por escuchar mis consejos…pero también…por no escucharlos y ser tú mism@.

Por contar conmigo cuando tienes algo que celebrar…y no sólo para pedirme algo.

Por preguntarme cómo estoy…y preocuparte de si estoy bien realmente.

Por escucharme cuando necesito soltar toda la angustia que llevo acumulada en el pecho… y enviarme toda tu energía para ayudarme a ver el lado positivo de las cosas.

Por «leerme»…porque eso significa que te importa lo que pienso… lo que siento y me anima a seguir escribiendo….a seguir soñando…a seguir creciendo.

Por tus «me gusta» y tus comentarios… porque eso me indica que hay «vida» al otro lado de este mar de palabras…y me da aliento.

Por acompañarme en alguna de mis locuras…porque eso me hace sentir menos «loca»…aunque sólo sea un momento.

Porque me apetecía…porque sí y porque la gratitud…la generosidad… la educación y el Amor no entienden de género, raza, religión, gustos musicales, ni ideas políticas.

© Otesania 2019

Escritos · Reflexiones

¿Patrimonio?

Al hilo de esta reflexión… surgió la «Pincelada de Cordura» (80)…. 🤔

Hace tiempo que lo tengo claro pero hoy, a pocos meses de llegar al medio siglo de vida, lo voy a compartir con vosotros  para que me digáis qué os parece…(si queréis, claro). 😊

Muchas personas piensan que aumentando su «patrimonio» se sentirán mejor y serán más felices y, por eso, cuando compran un coche enseguida quieren otro mejor… Cuando compran la casa de sus sueños rápidamente se les queda pequeña y buscan conseguir otra mayor…. Cuando encuentran al hombre o a la mujer «de su vida», en breve, lo que eran virtudes a sus ojos, se convierten en defectos y dejan de ser tan perfectos (léase arrugas, barriguita, calvicie…) así que…a cambiar de pareja también!! (y si puede ser 20 años más joven, mejor)…Aquel trabajo que añorabas y conseguiste… resulta que tampoco es tan perfecto….porque el sueldo ya no te da para el nivel de vida que quieres…así que…¡Vamos a buscar otro aunque eso suponga estar trabajando 25 horas al día! 

Basamos nuestra felicidad en el dinero…. Creemos que cuanto más tengamos… más subiremos en el escalafón y más felices seremos…y no es así…

Cierto que el dinero es necesario. Tener suficiente para pagar las facturas es fundamental para vivir sin preocupaciones (sobre todo cuando vas por la tercera pareja y tienes un par de hijos con cada un@)…pero…

¿Quién/quienes te consuelan  cuando estás triste?

¿Quién/quienes te cuidan cuando estás enferm@?

¿Quién/quienes te escuchan cuando tienes esa angustia en el pecho que todos conocemos y necesitas desahogarte?

¿Quién/quienes te tienden la mano en el trabajo para ayudarte cuando hay algo que no sabes o cuando intentan boicotearte?

¿Quién/quienes recorren cientos de kilómetros para rescatarte si te quedas «tirad@»?

¿Quién/quienes te prestan un hombro sobre el que llorar?

¿Quién/quienes comparten su valioso tiempo libre contigo?

¿Quién/quienes te regalan una sonrisa, aunque veces su alma esté también llorando, porque saben que tú necesitas su apoyo?

¿Quién/quienes te miran con ternura y no con pena porque sufren contigo cuando ven que tú sufres ?

¿Quién/quienes te quieren tal como eres, con tus virtudes y tus defectos?

¿Quién/quienes te echarán de menos cuando te hayas ido?

No será el dinero…. Ni las propiedades que tengas…Serán personas…. pero no las personas que se hayan acercado a ti por lo que «tienes»…. Sino por lo que «eres».

Cuida a las personas más valiosas que la vida ha puesto a tu lado para recorrer este camino: tu familia…y elige muy bien al resto de personas que te acompañarán: tu pareja…y tus verdaderos amigos… Ellos son tu verdadero patrimonio.

Si consigues dejar tras de ti un buen puñado de personas que te recuerden con cariño y te echen de menos cuando te hayas ido, significará que conseguiste tu objetivo en este mundo…que te fuiste siendo inmensamente ric@ y alcanzarás la verdadera inmortalidad…porque siempre permanecerás en la memoria de los que te amaron y a los que amaste de verdad.

© Otesania 2018

Escritos

Juntos para siempre…o no.

Llámame por mi nombre y así sabré que te importo…

Pregúntame cómo estoy y espera a escuchar la respuesta…

Susúrrame al oído palabras de esas que nacen del corazón y yo endulzaré tus labios con mis besos.

Dame tu mano y tendrás la mía para sostenerte siempre.

Iluminame los días grises con tu sonrisa y juntos veremos salir el arco iris de colores..

Háblame y te escucharé…

Escúchame y te susurraré aquello que nunca te dije..

Bésame y hallarás la respuesta que buscas.

Acariciame y disiparemos las dudas.

Ámame y te amaré…

Juntos para siempre….o no.

Ⓒ Otesania – 2017

Escritos

Extraños

No me conoces.

Crees que sabes quién soy pero sólo me ves por fuera. Nunca te has preocupado de «escarbar» un poco y descubrirme por dentro.

Crees que sabes cómo pienso pero tampoco me escuchas… No me prestas apenas tu atención y así…es muy difícil saberlo.

Crees que sabes lo que siento pero no me preguntas…Ni lo sabes..ni te importa cómo me encuentro.

Crees que me conoces y que sabes cómo voy a reaccionar ante la adversidad pero tampoco…para eso tendrías que haber estado a mi lado en los malos momentos y haber observado muy de cerca mi comportamiento….

Después de tantos años crees que me conoces y no….No me conoces… pero… no te preocupes….porque todo tiene arreglo y…si de verdad te importo y quieres conocerme…quizá aún estemos a tiempo.

Ⓒ Otesania – Octubre 2017

Escritos

Cumplir años…

image

Cumplir años es lo mejor que nos puede pasar en la vida. Lo he dicho siempre…Cumplir años significa crecer, madurar, hacerse un poquito más viej@ pero también un poquito más sabi@. Significa ser más rico en experiencias y, con suerte, ser un poquito más ric@ en amig@s. Significa saber conformarse con menos para tener más….Cumplir años significa aprender a valorar el tiempo pero sobre todo y lo más importante,  cumplir años significa «estar vivo».

Gracias a todos por formar parte de mi vida. Gracias por acompañarme en este dificil recorrido. Gracias por hacerme el más grande y valioso  de los regalos, y que para mi significa mucho…Vuestro tiempo…Gracias a tod@s por  dedicarme unos minutos de vuestro valioso tiempo para «tirarme de las orejas» y enviarme cientos de buenos deseos por todas las vías de comunicación. Gracias por «ser» y por «estar».
Seguimos caminando… Seguimos aprendiendo.

Tengo mi paz.

– Otesania –  2015

Escritos

A mis amig@s…

 Image

A veces tengo ganas de llorar…. pero mis ojos no tienen ya lágrimas.
A veces tengo ganas de gritar… mas no sale voz de mi garganta.
A veces tengo ganas de huir y mis pies no quieren dar un paso.
A veces tengo ganas de olvidar mas mi mente no descansa.
A veces necesito paz y mi alma no encuentra consuelo.
A veces necesito reír y no asoma la sonrisa.
A veces necesito amar y no encuentro el Amor.
A veces debería odiar… y se me olvida.

A todos los que estáis y estaréis… A todos los que sois y seréis…
Un millón de gracias…porque…

Cuando tuve ganas de llorar estuvisteis a mi lado.
Cuando tuve ganas de gritar y me faltó el aliento, recibí vuestro abrazo.
Cuando quise huir me enseñasteis que escapar no es la solución de nada.
Cuando tuve ganas de olvidar rellenasteis mi mente de Música y palabras de ánimo.
Cuando necesité paz… me ayudó vuestro silencio.
Cuando necesité reír…. me arrancasteis una sonrisa.
Cuando necesité amar….os dejasteis querer.
….Y cuando quise odiar… me ayudasteis a olvidar.

Un buen amigo nunca te dirá adiós… siempre te dirá hasta pronto.
Un buen amigo te dirá siempre la verdad… aun cuando la verdad duela.
Un verdadero amigo se quedará a tu lado cuando todos los demás se hayan ido.

– Otesania –
Dic 2010