Escritos

No te enamores de mi…

No te enamores de mi… pues seguramente no soy como te imaginas.

No te enamores de mis palabras… porque ni  yo sé muy bien lo que digo, a veces.

No te enamores de mis ojos tristes. Busca otros ojos que brillen con esa ilusión que yo ya no encuentro. En los míos sólo quedan lágrimas.

No te enamores de mi sonrisa, ni de mis labios… pues ya perdieron la esperanza de encontrar un manantial donde saciar su sed de besos..

No te enamores de mi… No quieras saber lo que siento porque mi corazón está repleto de cicatrices y será difícil que vuelva a creer en el Amor algún día.

No… No te enamores de mi.. No quiero hacerte sufrir… No quiero verte llorar… Nadie merece el dolor de un Amor no correspondido… Ni siquiera él… Ni siquiera yo… y mucho menos tú.

Ⓒ Otesania 2017

Pinceladas de Cordura

Pinceladas de Cordura (50)

Nunca digas a nadie lo que tiene que hacer. Si un amig@ te pide consejo y sabes cómo ayudarle, aconsejale y cuéntale lo que hiciste en sus circunstancias o lo que harías pero, no insistas. Déjale que tome sus propias decisiones porque, si te hace caso y todo sale bien, seguramente ni se acordará de darte las gracias pero… si las cosas no salen como le gustaría… perderás un amig@…. que posiblemente no lo era.

Nota.- Al hilo de esta «pincelada» quería hacer una aclaración: Aunque parezca otra cosa, estas «pinceladas de cordura» que publico son «notas mentales» para mi misma. Mi memoria va de mal en peor y tengo que releerlas de vez en cuando para que no se me olviden las cosas importantes que necesito «tener en mente». 🙄 Si de paso le sirven a alguien más… pues nada…ahí las dejo….😉

Ⓒ Otesania – 2017

Escritos

Pinceladas de Cordura (44)

Si abandonas a un amig@ cuando más te necesita luego no le hagas creer que te importa porque no será cierto…y además ya será tarde.

Si de verdad te importa una persona sufres a su lado cuando está sufriendo… Llora tu alma cuando ves que la suya está rota en mil pedazos… Enjugas sus lágrimas con las tuyas… La/lo abrazas fuerte cuando necesita un lugar donde refugiarse… Sonríes cuando por fin la/lo ves sonreír de nuevo… Le prestas tu hombro…y tus oídos cuando necesita «soltar» todo el dolor que lleva dentro y te sientes feliz cuando ves que él…o ella recupera la fuerza, la estabilidad y la felicidad que se merece…

Ⓒ Otesania 2017

Escritos

Extraños

No me conoces.

Crees que sabes quién soy pero sólo me ves por fuera. Nunca te has preocupado de «escarbar» un poco y descubrirme por dentro.

Crees que sabes cómo pienso pero tampoco me escuchas… No me prestas apenas tu atención y así…es muy difícil saberlo.

Crees que sabes lo que siento pero no me preguntas…Ni lo sabes..ni te importa cómo me encuentro.

Crees que me conoces y que sabes cómo voy a reaccionar ante la adversidad pero tampoco…para eso tendrías que haber estado a mi lado en los malos momentos y haber observado muy de cerca mi comportamiento….

Después de tantos años crees que me conoces y no….No me conoces… pero… no te preocupes….porque todo tiene arreglo y…si de verdad te importo y quieres conocerme…quizá aún estemos a tiempo.

Ⓒ Otesania – Octubre 2017

Escritos

Tú lo sabes…Yo lo sé

Hoy te he echado de menos…otra vez.

Por un momento me invadió la tristeza y necesite un abrazo… Una sonrisa… Una palabra de aliento. Hubiera acudido a ti como tantas veces buscando en tus palabras el cariño y el consuelo de un buen amigo… Pero ya no puede ser… Ya nada puede ser como antes porque el cariño que sentía… que siento por ti se desvanece cada día que pasa en la misma medida que fue convirtiéndose en decepción. La confianza es algo tan frágil que, una vez rota, es muy difícil de recuperar. Tú lo sabes… Yo lo sé.

Ⓒ Otesania – 2017

Pinceladas de Cordura

Pinceladas de Cordura (33)

Siempre he pensado que nada sucede por casualidad. Que cuando aparece alguien nuevo en tu vida ocurre por alguna razón. Puede venir a traerte alguna enseñanza o a llevarse algo de lo que tú has aprendido de situaciones anteriores. En el momento en que sucede no te das cuenta pero, cuando miras al pasado y ves las cosas con perspectiva, puedes llegar a captar esos «hilos invisibles» que nos unen a las personas y que poco a poco van entretejiendo el tapiz de nuestra vida dando respuesta a muchas de nuestras preguntas.

Ⓒ Otesania – 2017