¡Libres!

¡Siéntete libre, amor!

Siente la libertad y vuela alto…muy alto…

Vuela hasta donde las nubes se confunden con el cielo…Hasta donde el sol le sonríe a la luna con ternura… acariciando su alma… queriendo abrazarla y soñando con poder tocarla algún día. Donde cientos de estrellas sigan deslumbrándote, aunque algunas apenas tengan ya luz en la distancia del Universo.

¡Vive tus sueños!…No los dejes por mi…ni por nadie pero…si algún día soñar…volar…no es suficiente….Si algún día la soledad te abruma y la nostalgia te pesa… Si algún día te sorprendes a ti mismo pensándome… ¡No lo dudes…! ¡Búscame!…. Yo estaré por aqui…Volando en mi cielo… Sintiendo mi libertad…Tratando de perseguir mis propios sueños….y esperándote…. o quizá no…. porque… ¡¡La vida da muchas vueltas!!

©️ Otesania 2019

Anuncios

Pinceladas de Cordura (116)

063C970A-B207-4A21-BD9D-CAF2E363A995

Sí. El amor duele a veces pero… hasta de los amores no correspondidos o fallidos se aprenden cosas valiosas. Lo importante es no perder nunca la capacidad de amar para que, cuando llegue esa persona especial que quiera caminar el resto de su vida contigo, te encuentre preparad@ para ser feliz a su lado.

© Otesania 2019

Tanto Amor…sin saberlo

8fb7abe8-ed7d-48e6-8d37-37f96d316514

 

Nunca quise “ligar” contigo….Te quería tanto que “ligar” se me antojaba intrascendente… superficial…vacío.

Nunca vi en ti un “folla-amigo” pero quería sentirte cerca….sí…muy cerca…y quería que me sintieras cerca….Quería ver mis ojos reflejados en los tuyos. Quería sentir tu calor…y tu aliento…y tu sonrisa en mis labios.

Nunca quise que renunciaras a tus sueños….Quería unirlos a los míos para poder alcanzarlos juntos. Quería ver salir el sol junto a ti cada mañana… Quería recorrer el mundo cogida de tu mano….Quería ver como cae la noche desde las nubes, acurrucada en tu pecho….Quería oír tu voz susurrándome al oído algún “te quiero”….Quería beber de tu sonrisa y regalarte mil besos. ¡Te quería tanto…!¡Tenía tanto Amor para darte…que toda una vida no hubiera sido suficiente para estar juntos…!

¡Tenía….tanto Amor guardado para ti….sin saberlo! 

© Otesania 2019

¿Patrimonio?

Al hilo de esta reflexión… surgió la “Pincelada de Cordura” (80)…. 🤔

Hace tiempo que lo tengo claro pero hoy, a pocos meses de llegar al medio siglo de vida, lo voy a compartir con vosotros  para que me digáis qué os parece…(si queréis, claro). 😊

Muchas personas piensan que aumentando su “patrimonio” se sentirán mejor y serán más felices y, por eso, cuando compran un coche enseguida quieren otro mejor… Cuando compran la casa de sus sueños rápidamente se les queda pequeña y buscan conseguir otra mayor…. Cuando encuentran al hombre o a la mujer “de su vida”, en breve, lo que eran virtudes a sus ojos, se convierten en defectos y dejan de ser tan perfectos (léase arrugas, barriguita, calvicie…) así que…a cambiar de pareja también!! (y si puede ser 20 años más joven, mejor)…Aquel trabajo que añorabas y conseguiste… resulta que tampoco es tan perfecto….porque el sueldo ya no te da para el nivel de vida que quieres…así que…¡Vamos a buscar otro aunque eso suponga estar trabajando 25 horas al día! 

Basamos nuestra felicidad en el dinero…. Creemos que cuanto más tengamos… más subiremos en el escalafón y más felices seremos…y no es así…

Cierto que el dinero es necesario. Tener suficiente para pagar las facturas es fundamental para vivir sin preocupaciones (sobre todo cuando vas por la tercera pareja y tienes un par de hijos con cada un@)…pero…

¿Quién/quienes te consuelan  cuando estás triste?

¿Quién/quienes te cuidan cuando estás enferm@?

¿Quién/quienes te escuchan cuando tienes esa angustia en el pecho que todos conocemos y necesitas desahogarte?

¿Quién/quienes te tienden la mano en el trabajo para ayudarte cuando hay algo que no sabes o cuando intentan boicotearte?

¿Quién/quienes recorren cientos de kilómetros para rescatarte si te quedas “tirad@”?

¿Quién/quienes te prestan un hombro sobre el que llorar?

¿Quién/quienes comparten su valioso tiempo libre contigo?

¿Quién/quienes te regalan una sonrisa, aunque veces su alma esté también llorando, porque saben que tú necesitas su apoyo?

¿Quién/quienes te miran con ternura y no con pena porque sufren contigo cuando ven que tú sufres ?

¿Quién/quienes te quieren tal como eres, con tus virtudes y tus defectos?

¿Quién/quienes te echarán de menos cuando te hayas ido?

No será el dinero…. Ni las propiedades que tengas…Serán personas…. pero no las personas que se hayan acercado a ti por lo que “tienes”…. Sino por lo que “eres”.

Cuida a las personas más valiosas que la vida ha puesto a tu lado para recorrer este camino: tu familia…y elige muy bien al resto de personas que te acompañarán: tu pareja…y tus verdaderos amigos… Ellos son tu verdadero patrimonio.

Si consigues dejar tras de ti un buen puñado de personas que te recuerden con cariño y te echen de menos cuando te hayas ido, significará que conseguiste tu objetivo en este mundo…que te fuiste siendo inmensamente ric@ y alcanzarás la verdadera inmortalidad…porque siempre permanecerás en la memoria de los que te amaron y a los que amaste de verdad.

© Otesania 2018

Lluvia de verano

AF926F34-EDCF-4C15-B61A-7B1FE264B796

Llueve…

Cae la lluvia tras los cristales y a ti te siento muy lejos.

Llueve…

Olor a tierra mojada…y a distancia…y a un “quizá” que ya no espero.

Llueve…

Llora el cielo…y mi alma rota sigue llorando en silencio.

Llueve…

Caen las gotas empapando mi ansiedad…y acariciando un te quiero.

Llueve…

Yo sin ti…y tú sin mi…esperando que algún día salga el sol a nuestro encuentro…

…y se abra el cielo.

Arco iris de colores…de esperanzas…y de sueños.

© Otesania – 2018