Pinceladas de Cordura (89)

063C970A-B207-4A21-BD9D-CAF2E363A995

El Amor duele a veces pero, aún así, no te arrepientas nunca de haber amado. En todo caso, entristecete por quien no supo valorar todo el Amor que tenías para darle.

© Otesania 2018

Cerrado por decepción…

Después de varios años de resistencia, te colaste por una rendija de mi corazón y lo dejaste abierto de par en par… como una llaga en carne viva…Expuesto al amor pero también al desamor. Lo intenté… Juro que lo intenté. Incluso llegué a rozarlo con la punta de los dedos pero, de nuevo, resultó ser una quimera y se esfumó dejando tras de sí el dolor y la desilusión de lo que pudo haber sido y no fue… Hoy ya no me quedan fuerzas. La vida no me lo ha puesto fácil y me cansé de sufrir. He sellado de nuevo mi corazón y voy a arroparlo con mi propia piel. Tengo que protegerlo… Tengo que protegerme… No más lágrimas. No más decepciones… Necesito descansar. Tengo mi paz.

© Otesania 2017

Tú lo sabes…Yo lo sé

Hoy te he echado de menos…otra vez.

Por un momento me invadió la tristeza y necesite un abrazo… Una sonrisa… Una palabra de aliento. Hubiera acudido a ti como tantas veces buscando en tus palabras el cariño y el consuelo de un buen amigo… Pero ya no puede ser… Ya nada puede ser como antes porque el cariño que sentía… que siento por ti se desvanece cada día que pasa en la misma medida que fue convirtiéndose en decepción. La confianza es algo tan frágil que, una vez rota, es muy difícil de recuperar. Tú lo sabes… Yo lo sé.

Ⓒ Otesania – 2017

Frente a la decepción, más vale prevenir…

Nunca pongas toda tu energía, toda tu pasión, toda tu esperanza en una única persona, en un trabajo/proyecto o en un hobby porque, si alguno de ellos se convierte en el “motor” único y  principal de tu vida… y un día te falla… te sentirás tan vacío que será muy dificil para tí volver a recomponerte.

Seguimos caminando. Seguimos aprendiendo.
Tengo mi paz.

– Otesania –
2016

 

 

“Ser”… y “Estar”… y “quedarse”

Ya lo decía aquella famosa canción.. “No es lo mismo ser que estar…No es lo mismo estar que quedarse….”

Y es que…”Estar” en los buenos momentos es muy fácil para tod@s. “Estar” desde la distancia, sin involucrarse demasiado, es muy fácil. Decir “aquí estoy para lo que necesites”, estando a cientos o miles de kilómetros, es muy fácil.. porque sabes que pocas veces te van a decir:”Ven, te necesito”. Todo eso es fácil…Lo difícil es permanecer al lado de un amig@ que sufre y darle calor sosteniendo su mano. Lo difícil es mirarla o mirarle a los ojos y escuchar sus preocupaciones…sus inquietudes…sus miedos…y darle aliento… aún cuando posiblemente a ti también te falta. Lo difícil es quedarse muy cerca mientras tu amig@ te necesite, incluso cuando tod@s l@s demás se hayan ido. Lo difícil es perdonar cuando un amig@ te ha herido, porque comprendes que posiblemente lo hizo sin darse cuenta sumid@ en su propio dolor. Lo difícil es olvidar el daño que te hizo aquella vez, que ya casi no recuerdas y volver a confiar, aunque seguramente nunca más volverá a ser lo mismo. Volver a confiar… Ainsss….¡Eso sí que es difícil!
Hablar de Amistad… Hablar de Amor es fácil… A muchos se nos llena la boca….pero “demostrar” la Amistad… “demostrar” el Amor no está al alcance de cualquiera… Para darse a los demás primero hay que desprenderse de uno mismo y eso es tannn difícil…¡Es tannn difícil “ser” un buen Amig@!… ¡Es tannn difícil “estar”!… ¡Es tannn difícil “quedarse”!

Otesania – 2016