Lluvia de verano

AF926F34-EDCF-4C15-B61A-7B1FE264B796

Llueve…

Cae la lluvia tras los cristales y a ti te siento muy lejos.

Llueve…

Olor a tierra mojada…y a distancia…y a un “quizá” que ya no espero.

Llueve…

Llora el cielo…y mi alma rota sigue llorando en silencio.

Llueve…

Caen las gotas empapando mi ansiedad…y acariciando un te quiero.

Llueve…

Yo sin ti…y tú sin mi…esperando que algún día salga el sol a nuestro encuentro…

…y se abra el cielo.

Arco iris de colores…de esperanzas…y de sueños.

© Otesania – 2018

También Hoy…es Navidad

Cuando no te rindes… Es Navidad.
Cuando estás al lado de un amigo enfermo… Es Navidad.
Cuando sobran las palabras y “habla” el silencio… Es Navidad.
Cuando ves brillar sus ojos repletos de ilusión… Es Navidad.
Cuando contagias ilusión a quien ya perdió la esperanza… Es Navidad.
Cuando se te encoje el alma al ver sufrir a un niño… Es Navidad.
Cuando te recompones rápido para hacerle sonreír… Es Navidad.
Cuando “sientes” la Música y te cura el alma… Es Navidad.
Cuando cantas aunque desafines un poco… Es Navidad.
Cuando sonríes aunque tu alma llora… Es Navidad.
Cuando “conectas” con una mirada… Es Navidad.
Cuando echas de menos al que falta… Es Navidad.
Cuando aprietas fuerte su mano porque “nada es lo mismo en el mismo lugar”… Es Navidad.
Cuando brilla tu luz interior… Es Navidad.
Cuando termina una guerra… Es Navidad.
Cuando “oyes” a quien grita en silencio… Es Navidad.
Cuando aprendes que lo esencial es invisible a los ojos… Es Navidad.
Cuando eres capaz de perdonar…y olvidar… Es Navidad.
Cuando ya no haya niños pasando hambre… Será Navidad.
Cuando acabe la violencia de género… Será Navidad.
Cuando el Amor sea más valioso que el dinero… Será Navidad.
Cuando no haya madres que sufren… Será Navidad.
Cuando no exista el dolor… Será Navidad.
Cuando todo el Planeta se una “remando” hacia el mismo lado para buscar la Paz, la Salud, la Igualdad, la Justicia, el Trabajo, la Vivienda digna y la Educación para tod@s… Será Navidad.

Porque todos los días del año deberían ser Navidad…

¡¡Feliz Navidad!!

Cuántas veces…

paz

Cuántas veces susurré su nombre.
Cuántas veces creí oír su voz en el silencio de la noche.
Cuántas veces soñé que me quería.
Cuántas veces dibujé en las nubes su sonrisa.
Cuántas veces quise que me mirara alguna vez a los ojos
para poder reflejarme en los suyos, que ya no recuerdo.
Cuánto me hubiera gustado recorrer el tiempo cogida de su mano.
Cuánto deseo contenido queriendo volar libre.
Cuánto dolor, cuánta tristeza.
Cuánto camino recorrido.
y después de todo……
¡¡Cuánta paz llegó con el tiempo!!

-Otesania-

Quisiera

chimenea

A veces quisiera ser Agua para calmar la sed de aquellos que gritan sedientos, para refrescar tu piel en verano y caer sobre el mundo en forma de lluvia limpiando los malos recuerdos.

Quisiera ser Luz que ilumine las largas y oscuras noches de invierno, que de color a los días grises y que alumbre el camino a quien anda perdido a través del tiempo.

Quisiera ser Fuego para dar calor a quien tiembla de frío… por fuera y por dentro.

Quisiera ser Viento para poder susurrarte al oído bellas melodías que alegren tu vida y te den aliento.

Quisiera ser Sonrisa para verme dibujada en los rostros felices de niños jugando sin miedo.

Quisiera ser Paz para que en el mundo no hubiera ya más guerras ni tormentos.

Quisiera ser Amor para que a mi lado… y al tuyo no existiera el odio, ni la venganza, ni la envidia… ni los celos.

Otesania – 2014

OTE-DEFINIDO: Me gusta / No me gusta / Me gustaría

 

OTEDEFINIDO

Un color: Azul, Negro, morado.
Un sabor: Dulce…pero no muy dulce.
Un olor: El olor a tierra mojada, el olor del mar, el olor del bosque, el olor de una rosa.
Un lugar: Sanabria
Una mascota: El perro
Algunos Principios Fundamentales: Solidaridad, Respeto, Tolerancia, Dignidad, Justicia.
Virtudes que admiro: Sinceridad, Honradez, Bondad, Integridad, Auto-superación, Generosidad, Humildad, Inteligencia.
Un sentimiento Imprescindible: El Amor.
Un deseo: Tener Salud.
Un sueño: Ser Feliz.
Algo fácil: Perdonar. Tengo muy mala memoria.
Algo dificil: Conseguir que la gente piense un poco más en los demás y un poco menos en si mismos.
Alguna balada: “De nuevo aquí” (Ars Amandi), “Espérame” (Leyenda), “Nothing else Matters” (Metallica)
Alguna canción: “Vida” (Saurom), “Quiero volar” (ANTIGUA), “Rubita”, “Paso a paso” o “Déjame decirte” (Stafas), “El alma atada” (Tako), “Estaré aquí”, “Gritando al mar” o “La voz que me guía” (Ars Amandi), “Quiero alcanzar todos mis sueños” , “Hoy” o “Sonríes a medianoche” (Leyenda)
Algún libro: “El peregrino de Compostela: diario de un mago”, “El principito”, “La sombra del Viento”
Un poema: Proverbios y cantares (XXIX) “Al andar se hace camino….” (Antonio Machado)

Me gusta…..

Me gusta…. la sonrisa de un niñ@.
Me gusta…. la brisa del mar.
Me gusta…. la luz tibia del amanecer.
Me gusta…. una puesta de sol.
Me gusta…. el roce de una caricia robada.
Me gusta…. que me regalen flores.
Me gusta…. disfrutar de la Música en directo.
Me gusta…. recitar… ponerle voz a los sentimientos.
Me gusta…. escribir lo que pienso…lo que veo…. lo que siento…
Me gusta…. leer y viajar con la mente.
Me gustan…. los peces de colores.
Me gusta…. el vaivén de las olas llegando suavemente a la arena.
Me gusta…. la paz y la armonía de una playa desierta.
Me gusta…. los rayos cálidos del sol en primavera.
Me gustan…. las rosas, las gitanillas, los girasoles, los claveles, las margaritas, los pensamientos…
Me gusta…. el vuelo libre de una paloma.
Me gusta…. la lluvia de Otoño.
Me gustan…. las puertas abiertas.
Me gusta…. la tolerancia.
Me gusta…. poder sonreír a la Vida.
Me gusta…. aprender cosas nuevas cada día.
Me gusta…. compartir lo que tengo… lo que hago… lo que siento… lo que se… lo que soy.
Me gustan…. las mentes abiertas.
Me gustan…. las miradas limpias.
Me gustan…. los brazos extendidos dispuestos a acoger a tod@s
Me gustan…. los corazones ardientes.
Me gusta…. sentirme querida.
Me gusta…. que me respeten.
Me gusta…. que me cuiden.
Me gusta…. la PAZ.
Me gusta…. salir a caminar sin rumbo fijo.
Me gusta…. nadar.
Me gustan…. los fines de semana.
Me gustan…. las vacaciones.
Me gusta…. mi barrio
Me gusta…. la gente sincera, transparente que habla claro y viene de frente.
Me gustan…. l@s que cuidan sus palabras, los que tratan con respeto y educación a todo el mundo y que “saben estar” en cualquier situación.
Me gusta…. la gente que piensa lo que dice antes de hablar porque saben que las palabras, a veces, duelen más que los silencios.
Me gustan…. l@s que saben escuchar.
Me gustan…. las personas que son capaces de emocionarse con una melodía o con unos versos.
Me gusta…. la gente con la que puedes mantener una buena conversación.
Me gustan…. las personas que saben lo que quieren y que luchan por aquello que les importa.
Me gusta…. sentirme querida, valorada y respetada como persona y como mujer.
Me gusta…. cerrar los ojos y disfrutar del silencio en cualquier parte pero especialmente en el bosque…mirando al mar…o en la cima de una montaña.
Me gustan…. las personas íntegras, con principios y valores.
Me gusta…. el agua fresca, pura y cristalina de los manantiales.
Me gusta…. sentir el viento cálido de la primavera o del verano acariciando y bronceando mi piel.
Me gusta…. la Música, sea del estilo que sea, que me hace “sentir”… las melodías… las letras de las canciones que me dicen cosas…un buen solo de guitarra… unas líneas de bajo que se salgan de lo habitual y te llenen de sensaciones… un solo de batería que te deje con la boca abierta.
Me gustan…. esos grandes Músicos que hay en este país con la humildad suficiente para reconocer que puede haber otros mejores pero que, sobre el escenario, lo dan todo para que nosotros, los que no somos músicos, podamos disfrutar también de la Música y con la Música igual que ellos.

No me gusta….

No me gusta…. la guerra.
No me gusta…. la violencia de género.
No me gusta…. la violencia infantil.
No me gusta…. el terrorismo… ni las dictaduras.
No me gusta…. el maltrato a los animales.
No me gusta…. la oscuridad.
No me gusta…. sentir miedo.
No me gusta…. que me decepcionen.
No me gusta…. que me mientan.
No me gustan…. las ciudades dormitorio.
No me gusta…. el lujo ni el derroche innecesario.
No me gusta…. la prepotencia.
No me gusta…. la agresividad.
No me gusta…. el fanatismo.
No me gusta…. la intolerancia
No me gusta…. el desequilibrio social y económico.
No me gusta…. el imperialismo.
No me gusta…. el caos.
No me gusta…. la corrupción… ni la política.
No me gusta…. la manipulación.
No me gusta…. llorar sin motivo.
No me gusta…. que me vean triste.
No me gusta…. sentirme sola.
No me gusta…. sentirme insegura.
No me gusta…. hacer llorar a alguien.
No me gusta…. herir a nadie pero especialmente a las personas que quiero.
No me gusta…. discutir.
No me gustan…. los incendios forestales.
No me gustan…. las inundaciones.
No me gustan…. las canciones que no dicen nada.
No me gusta…. que no hagamos nada para que el tercer mundo deje de ser el tercer mundo.
No me gusta…. tener que madrugar.
No me gustan…. los lunes.
No me gustan…. los atascos de tráfico.
No me gusta…. la hipocresía.
No me gustan…. las prisas.
No me gusta…. que Madrid esté lleno de ‘zanjas’.
No me gusta…. que la vida sea tan breve para algun@s.
No me gusta…. el café.
No me gustan…. las palabras “malsonantes”.
No me gustan…. los insultos.
No me gusta…. que no se reconozca/valore mi trabajo.
No me gusta…. que me ignoren.
No me gusta…. llamar la atención.
No me gusta…. gritar.
No me gusta…. que me griten.
No me gusta…. que me cierren las puertas.
No me gusta…. que me atosiguen…que me agobien.
No me gusta…. esperar media hora al autobús o el metro.
No me gusta…. ver a “mi gente” al borde del “coma etílico”.
No me gusta…. que me den siempre la razón como a los locos.
No me gusta…. la incertidumbre.
No me gusta…. la necedad.
No me gusta…. tener pesadillas.
No me gusta…. sentirme enferma.
No me gusta…. ser vulnerable.
No me gusta…. que me discriminen por ser mujer.
No me gusta…. que me repitan diez veces la misma cosa.
No me gustan…. las “barreras” arquitectónicas.
No me gustan…. las “zancadillas”.
No me gustan…. los “malos rollos”.
No me gusta…. que la gente huela a “sobaquillo revenido” a las 8 de la mañana en el metro.
No me gusta…. la vuelta de las vacaciones.
No me gusta…. que se termine la jornada de verano.
No me gusta…. el invierno.
No me gusta…. la gente retorcida que tiene doble cara y nunca sabes por dónde viene.
No me gusta…. la gente brusca e hiriente en su vocabulario ni la gente que descuida los buenos modales.
No me gusta…. la gente que para reclamar lo suyo se olvida de respetar a los demás insultando, menospreciando y pisoteando los derechos de los otros.
No me gusta…. que me traten como un “complemento” que se lleva y se trae de acá para allá como acompañante “invisible” que no se sabe muy bien que hace allí.
No me gusta… ser tan sensible a veces.
No me gusta…. el viento frío del invierno que me congela el alma.
No me gustan…. los ríos y mares repletos de vertidos y desechos a los que todos contribuimos en mayor o menor medida.
No me gusta…. el ruido excesivo… ni el caos… ni las aglomeraciones de gente que va y viene chocándose para abrirse paso a empujones entre la multitud.
No me gusta…. la gente fría, racional que no se permite a sí misma expresar sus sentimientos.
No me gusta…. la gente que habla, habla y habla pero nunca dice nada.
No me gustan…. los músicos que van de “divos”… que utilizan la Música para “autocomplacerse” y engordar su ego particular.
No me gusta…. la gente que solo habla para que le escuchen pero no sabe escuchar ni le interesa lo que tienen que decirle los demás.

Me gustaría…

Me gustaría…. encontrar el Amor verdadero (si es que existe) para amar y ser amada.
Me gustaría…. ser más fuerte.
Me gustaría…. que los sueños siempre fueran bonitos para despertarme cada día con una sonrisa.
Me gustaría…. que los niños no murieran en brazos de sus madres.
Me gustaría…. que los pájaros no estuvieran en jaulas.
Me gustaría…. que las personas lucharan para romper sus ataduras.
Me gustaría…. que los ‘jefes’ no fueran tan ‘jefes’.
Me gustaría…. que la fe moviera de verdad montañas.
Me gustaría…. que el terror se convirtiera en Amor.
Me gustaría…. que la ‘guerra’ fuera una palabra en desuso.
Me gustaría…. que todas las personas del mundo tuvieran lo necesario.
Me gustaría…. que nos diésemos cuenta todos de una vez que las cosas más importantes de la vida… no son cosas.
Me gustaría…. que nadie se sintiera ‘inmigrante’ en ningún país.
Me gustaría…. que nadie despreciara a nadie por el color de su piel, por cómo lleva el pelo de largo o de qué color es su ropa.
Me gustaría…. que nadie se sintiera solo o abandonado.
Me gustaría…. poder ser ciudadano del mundo, saber idiomas y entenderme con cualquier persona del planeta.
Me gustaría…. poder reír a carcajadas sin que me llamen loca.
Me gustaría…. poder llorar de alegría.
Me gustaría…. no tener que oír palabras que ofenden.
Me gustaría…. no sentir miedo.
Me gustaría…. no sentir angustia.
Me gustaría…. no tener que decir nunca “lo siento”.
Me gustaría…. que algunas mujeres no tuviesen que ver el mundo a través de una rejilla de tela.
Me gustaría…. que algunos hombres no se sintieran “propietarios” de las mujeres que “comparten” sus vidas con ellos.
Me gustaría…. que los niños no tuvieran que ‘sufrir’ las separaciones de sus padres.
Me gustaría…. que la paz mundial fuera un hecho.
Me gustaría…. que el índice de paro fuera siempre negativo.
Me gustaría…. que tuviéramos siempre tiempo para disfrutar del amanecer y/o atardecer.
Me gustaría…. que los días felices durasen 1000 horas.
Me gustaría…. que los días tristes durasen 30 segundos.
Me gustaría…. que no hubiera distinción entre….“ricos y pobres”, “altos y bajos”, “listos y tontos”, ”gordos y flacos”, “feos y guapos”, “sanos y enfermos”…..”hombres y mujeres”.
Me gustaría…. que el cáncer dejara de ser una enfermedad mortal y que las farmacéuticas y los gobiernos se preocuparan más de encontrar una curación definitiva que de seguir llenando sus arcas a costa del sufrimiento y la muerte de miles de personas.
Me gustaría…. que los políticos corruptos desaparecieran de la faz de la tierra.
Me gustaría…. viajar más…. Conocer países lejanos con otras culturas y costumbres diferentes a las nuestras.
Me gustaría…. no volver a sufrir nunca más una crisis de ansiedad.
Me gustaría…. encontrar mi paz y la felicidad al lado de alguien que me acepte como soy y sea capaz de comprenderme y acompañarme en mis locuras.

Otesania – 2014

Subi a la montaña… Y lloré

Subí a la montaña y mis pies cansados hicieron que tropezara y cayera en tierra. Un peñasco solitario invitaba a hacer un alto en el camino y me senté. Alcé la mirada y un hermoso valle salpicado de pequeñas aldeas semi escondidas entre la arboleda se extendía a mis pies. A lo lejos, muy lejos, el horizonte brillaba con las primeras luces del alba y el fresco viento de la mañana que acariciaba mi rostro, me invitaba a bailar su danza ancestral. Entonces lo vi… Al principio era solo un punto brillante en la lejanía pero poco a poco se fue haciendo más grande y vino hacia mí formando un haz de luz que asemejaba un sendero. Cuando la luz llegó hasta mi me envolvió con su calor y quedé impregnada por completo. Sentí una paz que nunca había sentido así que avancé por aquel sendero para ver hacia dónde llevaba. Sentí que el Amor caminaba a mi lado. Tomaba mi mano y luego me abrazaba como tantas noches había soñado. Sentí el calor de sus besos y el color de su sonrisa. Sentí su mirada y en sus ojos vi, como él vio en los míos, la ilusión de recorrer aquel bello camino juntos, aunque ninguno sabíamos hacia donde conducía. Un camino que cada vez se hacía más amplio y que desembocaba en un mundo lleno de la misma luz que nos había llevado hasta allí. Un mundo donde no era más rico el que más tenía, sino el que menos necesitaba. Donde las gentes estaban pendientes de las necesidades de los demás y nadie se sentía solo. Un mundo donde todos tenían un trabajo digno y un techo donde cobijarse. Donde los delincuentes no estaban dirigiendo las ciudades, ni los países sino apartados de la sociedad. Donde la Justicia era justa e igual para todos. Donde los niños podían jugar libremente en la calle y sus padres no tenían que vivir a diario con el temor de que les sucediera cualquier cosa, en cualquier momento. Un mundo donde se daba importancia al saber y donde la enseñanza, la investigación, la ciencia, la medicina, la cultura tenían un lugar privilegiado en el escalafón porque el hombre se había dado cuenta que esto era lo verdaderamente importante, lo que nos enriquecía como personas. Un mundo donde la Música sonaba por todas partes acariciándonos el corazón. Un mundo donde el pasado no existe (si acaso para aprender de los errores cometidos) y el futuro no obsesiona (lo justo para pensar que nuestros actos presentes pueden afectar a nuestros descendientes) porque ya han aprendido que el futuro no existe. Lo importante es el aquí y ahora. Un mundo donde la belleza de las personas se mide desde el corazón y donde la enfermedad no existe. Un mundo perfecto donde todos tienen ilusión por hacer bien las cosas y el trabajo no es una carga porque todos “arriman” en hombro por igual. Un mundo perfecto, sí…pensé cerrando los ojos un instante….¡¡Quiero quedarme aquí para siempre contigo!! ¡¡Por fín encontré mi sitio!! ¡¡Este es mi mundo!! Entonces abrí los ojos…Miré a lo lejos… Vi de nuevo el inmenso valle que se extendía a mis pies…y lloré amargamente.

– Otesania –

16/04/ 2014

Una noche de verano…

Image

¡Mirando al cielo!

Anoche un manto de estrellas cubría el firmamento. La luna se resistía a retirarse e iluminaba tímidamente la tierra. El viento era cálido. Olía a jaras, tomillo y hierba reseca después de un caluroso día de verano. Se oían los grillos y a lo lejos, el eco de los motores incansables de cientos de coches recorriendo la autovía del noroeste. Avanzábamos lentamente por la solitaria carretera secundaria dando un paseo y, al mismo tiempo que charlábamos de los acontecimientos vividos durante el día, dirigíamos nuestras miradas al cielo en busca del preciado regalo que esa noche se preveía nos iba a ofrecer el Universo. Entonces sucedió. La luz rutilante de una estrella fugaz surcó el cielo dejando a su paso esa estela de polvo de luz que siempre nos deja a los humanos con la boca abierta. ¡¡Miraaaa!!  Exclamamos al unísono. ¡¡Qué bonitaaaaaaa!! Después de esta fueron apareciendo otras muchas… sin prisa… pero de forma inesperada… por sorpresa… como muchas de las cosas importantes que aparecen en nuestras vidas. Y entonces pensé… ¡Ojalá fuera cierto que se cumplen los deseos que pides cuando miras al cielo y ves pasar una estrella errante! ¡Sería todo tan sencillo!…. Sólo habría que tener paciencia…esperar a que caiga la noche y vivir…“mirando al cielo”.

– Otesania –
13 de agosto 2009