¿Cordura o Locura?

Hay temporadas que no me apetece escribir. No suelen durar mucho pero, cuando no me apetece escribir, me da por leer todo lo que cae el mis manos, incluso mis propios escritos. Hoy me dio por releer algunas «Pinceladas de Cordura» de otros tiempos y la auto-lectura me ha llevado a plantearme algunas preguntas:

¿Será cordura o será locura sentirse a veces haciendo equilibrios sobre el filo de una hoja en blanco que podría cambiar tu destino….o no?

¿Será cordura o será locura sentir tus dedos doloridos de tanto escribir palabras, a veces, repletas de amor y a veces repletas de amargura?

¿Será cordura o será locura querer ver el lado positivo de las cosas y seguir pensando que algún día despertarás de esta pesadilla y verás por fin, a tu alrededor, que la vida está llena de  momentos felices para disfrutar con aquellos que más quieres?

¿Será cordura o será locura intentar ver siempre el vaso medio lleno pero, aún así, dejarlo medio vacío cada noche en tu mesilla?

¿Será cordura o será locura querer seguir sonriéndole a la Vida cada mañana aunque algunos se empeñen en borrarte de nuevo la sonrisa?

¿Será cordura o será locura darse cuenta que, por mucho tiempo que pase, hay cosas que efectivamente  nunca cambian pero que los sentimientos si, los sentimientos si cambian…y se transforman?

No… No me apetece escribir. Estoy en fase de lectura retrospectiva intentando aprender algo de mi misma.

¿Será cordura o será locura?

El tiempo lo dirá….🙄

© Otesania 2018

En el fondo del pozo….

Rescato una de mis primeras entradas en este blog, allá por octubre de 2013,  para decir a l@s que estén ahora mismo con las sensaciones que se describen aquí que…. lean hasta el final y verán que….¡¡¡¡Sí se puede!!!!
Una vez que estás en el «fondo del pozo» ya sólo tienes una opción que es…aferrarte a los que te importan con las últimas fuerzas que te queden… coger impulso y salir disparad@ hacia arriba… así que… ¡¡Ánimooooooooooo!!

© Otesania 2018

"Tengo mi Paz"

SONY DSC

En el fondo del pozo todo es oscuridad… dolor…. tristeza….inquietud…. soledad…

En el fondo del pozo apenas llega la luz del sol y el único calor que te abriga es tu propio abrazo…. porque allí abajo el sol no calienta… pero no importa… no lo necesitas….

En el fondo del pozo tu mundo eres tú… y el mañana no existe…

En el fondo del pozo oyes voces a lo lejos que te llaman pero pronto dejas de escuchar y las voces se transforman en susurros casi imperceptibles….

En el fondo del pozo sientes que ya no te quedan fuerzas…. ni motivos para luchar…. ni esperanza… hasta que un día… sin saber por qué…. oyes algo diferente….una voz….. una melodía….. y miras hacia arriba para descubrir, detrás de un rayo de sol, una mano tendida que te anima una vez más a salir….Entonces te levantas…. estiras con fuerza tu mano y…

Ver la entrada original 71 palabras más

Difícil mas no imposible

 

vida

¡Qué difícil lo pone la vida!
El amor es a veces quimera.
¡Qué difícil al ver su sonrisa!
¡Qué difícil tenerlo tan cerca!

Qué difícil sentir su cariño
Y disimular mi tristeza.
Difícil evitar miradas,
que adivinan lo que mi alma pena.

¡Qué difícil ser el que no sabe!
¡Qué difícil sentir sin que sientan!
¡Qué difícil, amor, tú lo sabes,
amar a quien no te echa cuenta!

Y es que la vida no para.
Ni por ti ni por mi espera.
¡Hay que seguir adelante.
Luchar contra viento y marea!

Difícil mas no imposible
Seguir amando y sonriendo.
Si a ti te veo feliz…
Seré feliz yo aún muriendo.

© Otesania 2018

A mal tiempo… ¡Buena cara!

¡Sonríe! ¡Nunca dejes de sonreir!… Aunque tu alma llore… Aunque te fallen las fuerzas… Aunque tu mundo se hunda… Aunque el dolor aparezca.

¡Sonríe! ¡Sonríe siempre!… porque tu sonrisa puede ser luz que ilumina el camino de quienes avanzan por la vida sin rumbo… aunque tú no te des cuenta.

– Otesania –
Dic. 2016

Nuevo amanecer…

No importa dónde estés.
No importa cuáles son tus circunstancias.
Lo importante es estar en paz contigo mismo….estar en paz con la gente que te rodea (aunque a menudo te lo pongan difícil)… estar en paz con la Vida y darte cuenta que… cada nuevo día… cada nuevo amanecer es otra oportunidad para comenzar de nuevo…. una nueva oportunidad de ser felices rodead@s de aquell@s que de verdad nos quieren… se preocupan de nosotr@s y…. nos lo demuestran cada día.

Tengo mi paz.

Buenos días vidaaaaaaaaaaaaaaa!!

Otesania – 2015

Sueños Rotos

sueños rotos

Buscaba hallar en ti mi Paz… pero sólo encontré desasosiego.
Quería que vieras tu sonrisa reflejada en mis ojos… pero mis lágrimas la ocultaban con un velo.
Soñaba con ver juntos el amanecer cada día… pero nunca salió el sol a tu lado en nuestro cielo.
Esperaba escalar montañas, caminando de tu mano, hasta que la nieve cubriera nuestros cabellos… pero se volvieron grises y tú no acudías a mi encuentro.
Quería ser luz que iluminara nuestros pasos… pero poco a poco me fui apagando sin remedio.
Ansiaba encontrarte pero… hace tanto que te espero… que mi corazón olvidó lo que buscaba y hoy refleja, una vez más, el eco de tu silencio.

-Otesania- 2015

Cuando me haya ido…

rosas

Cuando me haya ido no quiero llantos ni lamentos.

No quiero caras tristes ni miradas perdidas.

No será el momento.

Cuando me haya ido no quieras saber qué pasó.

Ya no me preguntes si estuve triste o contento.

Si tuve dolor, si sufrí

Si fui feliz o mi vida fue un tormento.

Cuando me haya ido dará igual si me sentí solo o enfermo.

Si me preguntaste alguna vez

¿Qué tal va la vida? ¿Todo bien?

O nunca te preocupaste por saberlo.

Dará igual. Ya será muy tarde.

Ni será necesario, ni será el momento.

Cuando me haya ido que suenen gaitas y tambores,

Que se oigan las dulzainas

Y que mil acordes de cuerdas de acero,

Rompan el silencio lanzando a los vientos

Esas melodías que llenaron mi vida

De bellos y grandes recuerdos.

Cuando me haya ido no quiero crisantemos.

Traedme rosas,  gitanillas,  claveles de colores,

Margaritas…pensamientos.

Nada de flores tristes. No.

Nunca me gustaron las flores de los muertos.

Marche lejos la tristeza y se dibujen sonrisas.

Aunque ya no esté aquí me alegrará mucho verlo

porque… cuando me haya ido,

Los malos momentos no tendrán ya valor

Sólo quedarán los buenos recuerdos;

Los momentos felices vividos

Que a pesar de todo…. y aunque me haya ido,

Siempre serán nuestros.

– Otesania –
17 de abril de 2011