Escritos

Hasta siempre, primo…

No sé cómo decirte adiós, primo. Sé que estabas sufriendo mucho y lo menos egoísta es dejarte ir para que por fin puedas descansar en paz pero, algo dentro de mi se niega a llorarte. Algo dentro de mi espera volver a verte este verano, como cada año desde que tengo memoria, en el huerto de la abuela…bajo la nogal que ya no existe, o… en el teso..trasteando por el jardín de tu casa o…de «speaker» amenizado las fiestas de la Patrona. Algo dentro de mi se niega a dejar de ver tu sonrisa…aunque sé que ahora se las estarás regalando de nuevo a tu padre y le estarás haciendo cosquillas a la abuela Sebastiana. 

No nos olvides y cuídanos desde allá arriba. Nosotros no te olvidaremos y nuestras lágrimas (ahora sí) serán derramadas con la esperanza de que volveremos a vernos algún día cantando «La carreta» desde las nubes. 

Te queremos primo. 

Descansa en paz. 

© Otesania 2019