Escritos

Frente a la decepción, más vale prevenir…

Nunca pongas toda tu energía, toda tu pasión, toda tu esperanza en una única persona, en un trabajo/proyecto o en un hobby porque, si alguno de ellos se convierte en el «motor» único y  principal de tu vida… y un día te falla… te sentirás tan vacío que será muy dificil para tí volver a recomponerte.

Seguimos caminando. Seguimos aprendiendo.
Tengo mi paz.

– Otesania –
2016