Mi mochila…

Llevo una mochila cargada de desilusiones, de desencuentros, de desamores. Una mochila que pesa cada día un poco más por el dolor, la angustia, la enfermedad y la tristeza por los que se fueron.

Parece llena pero no…También hice hueco para guardar todas las sonrisas….las gotas de felicidad…las perlas encontradas en forma de canciones…los momentos irrepetibles junto a los que más quiero…los sueños cumplidos…los abrazos…los besos… los “te quiero”… los “¿Nos vemos y tomamos un café?

Llevo una mochila que rebosa sensaciones y sentimientos…que rebosa experiencias…No necesito más. El resto lo dejé en casa….junto al móvil, las llaves y la cartera.

©️ Otesania 2019