Escritos

Perderte…Duele más

No…No quise quererte.

Temía sentir que me faltaba el aliento teniéndote cerca.. y temía sentir en mis entrañas la ansiedad de tu ausencia.

No… No quería quererte.

No quería sentirme desnuda cuando fijabas en mi tu mirada y sabías lo que iba a decir…y sabías lo que callaba y sabías que lloraba mi alma al perderte.

No.. No quería quererte.

No quise escuchar más tu voz… Ni ver tu sonrisa…. Mejor no… No podía quererte.

Porque, si te quería, te perdía y perderte, aún hoy, duele mucho más que quererte.

Ⓒ Otesania – 2017

Escritos

Una sola palabra

Una mirada es a veces… la puerta que te da paso al interior de las personas.
Una sonrisa es a veces… lo que puede transformar un día gris en el mejor de tus días.
Una canción es a veces… lo que te despierta de nuevo a la vida.
Una ilusión es a veces… lo que mantiene viva la esperanza.
Un roce furtivo es a veces… lo que te hace temblar de pasión.
Una mano tendida es a veces… lo que te salva de seguir cayendo al abismo.
Un sueño es a veces… lo que revela lo que siente tu corazón y aún no sabías.
Un corazón roto es a veces….lo que te enseña cuánto Amor habrías sido capaz de dar….a pesar de todo.
Una sola palabra es a veces… lo que hace que vuelva a desaparecer la «magia» y se rompa, una vez más, la armonía y la paz que «reinaba» en tu silencio.

Otesania – 2016

Micro-relatos

Micro-relato III – La Mirada

mirada miel

Un escalofrío recorrió su cuerpo cuando le devolvió el libro y sus manos se rozaron. Se asomó al balcón de sus ojos color miel y vio en ellos cientos de años de espera y un halo de profunda tristeza que lo dejó sin respiración por unos segundos. Nunca había visto una mirada tan bella y tan triste a la vez… ¿O sí?  Desde su encuentro, esa mirada volvía una y otra vez a su mente como un flash pero ignoraba el motivo. Mientras subía corriendo los peldaños pensó:
– Ahora sí que llego tarde a mi cita con el Maestro.

-Otesania- 2015