A mal tiempo… ¡Buena cara!

¡Sonríe! ¡Nunca dejes de sonreir!… Aunque tu alma llore… Aunque te fallen las fuerzas… Aunque tu mundo se hunda… Aunque el dolor aparezca.

¡Sonríe! ¡Sonríe siempre!… porque tu sonrisa puede ser luz que ilumina el camino de quienes avanzan por la vida sin rumbo… aunque tú no te des cuenta.

– Otesania –
Dic. 2016

¡Sonríe! :-)

Últimamente a mi alrededor había demasiada negatividad y malos rollos. Intenté que no me afectara pero consiguieron contagiarme y arrastrarme hacia su pesimismo hasta que, hace un par de semanas decidí decir: ¡Basta!…. ¡Basta de negatividad! ¡Basta de pesimismo! ¡Basta de «malos rollos»! Yo quiero seguir viendo el vaso medio lleno. No quiero volver a caer en el “pozo” porque ya sé lo que hay allí… y no me gusta así que…Decidí sonreír… Sí… Decidí sonreír de nuevo a la Vida porque sabía que, si empezaba a sonreír desde aquel mismo día, la Vida comenzaría a devolverme muy pronto esas sonrisas. Por eso, a partir de entonces, cuando noto que me estoy poniendo demasiado “seria” o apesadumbrada porque mi mente tiende a “pensar demasiado”, rápidamente me digo a mí misma… ¡¡Sonríeeeeeeeeeeee!! Y entonces sucede el milagro… En mi boca se dibuja una sonrisa… Esté donde esté… Vaya donde vaya… y los malos rollos se van de mi mente y aparecen los buenos recuerdos… Los momentos felices vividos… Las nuevas ilusiones… Pienso en el aquí y ahora. Destierro de mi mente todo lo negativo. Evito pensar en lo que me hace daño y sólo pienso en las cosas que me hacen feliz y hacen felices a los que me rodean… que son muchas.

Actitud “altamente recomendable” así que ya sabéis… a partir de ahora… en vuestra mente… sólo “pensamientos positivos” y sonrisas… muuuuuuchas sonrisas!! 🙂

¡¡Probadlo porque funciona!!  😉

Tengo mi paz.

Ote – Febrero 2016