A mal tiempo… ¡Buena cara!

¡Sonríe! ¡Nunca dejes de sonreir!… Aunque tu alma llore… Aunque te fallen las fuerzas… Aunque tu mundo se hunda… Aunque el dolor aparezca.

¡Sonríe! ¡Sonríe siempre!… porque tu sonrisa puede ser luz que ilumina el camino de quienes avanzan por la vida sin rumbo… aunque tú no te des cuenta.

– Otesania –
Dic. 2016

Una sola palabra

Una mirada es a veces… la puerta que te da paso al interior de las personas.
Una sonrisa es a veces… lo que puede transformar un día gris en el mejor de tus días.
Una canción es a veces… lo que te despierta de nuevo a la vida.
Una ilusión es a veces… lo que mantiene viva la esperanza.
Un roce furtivo es a veces… lo que te hace temblar de pasión.
Una mano tendida es a veces… lo que te salva de seguir cayendo al abismo.
Un sueño es a veces… lo que revela lo que siente tu corazón y aún no sabías.
Un corazón roto es a veces….lo que te enseña cuánto Amor habrías sido capaz de dar….a pesar de todo.
Una sola palabra es a veces… lo que hace que vuelva a desaparecer la «magia» y se rompa, una vez más, la armonía y la paz que «reinaba» en tu silencio.

Otesania – 2016

Recuperando el silencio…

A veces tengo ganas de llorar y las lágrimas no brotan.
A veces tengo ganas de reír y no encuentro la sonrisa.
A veces tengo ganas de gritar y la voz se hace nudo en mi garganta.
Tengo miedo de no sentir… de no expresar… de callar… pero a veces…. cada vez más veces… necesito recuperar el silencio y dejar de buscar aquello que no encuentro.
Tengo mi paz.

Otesania – 2015