Aún hoy…

Hoy me he acordado de ti. Noté la ansiedad de tu ausencia en mi pecho…allá en lo más profundo…donde sólo llegan los sentimientos verdaderos y dolía…todavía duele.

Intento no pensarte… porque duele.

Intento no imaginar tu sonrisa…porque duele.

Intento no oír tu voz…porque duele.

Intento no cerrar mis ojos porque, si los cierro, veo de nuevo los tuyos mirándome con esa intensidad que me traspasa el alma….y duele.

Intento no recordar aquellas palabras que me dijiste y que resuenan una y otra vez en mi cabeza…porque duele.

Es noche cerrada. Madrid duerme pero yo no puedo dormir. La soledad elegida me acompaña…y duele.

Pasarán las horas y el alba me encontrará echándote de menos… pensándote… Intentando acompasar mi respiración a los latidos de mi corazón para que no se vuelva a romper en mil pedazos… y calmando mi ansiedad con tu recuerdo… que duele.

Hoy me he acordado de ti… como ayer… como mañana… como cada día… como cada madrugada y me doy cuenta que… tenerte tan cerca y a la vez tan lejos… aún hoy… todavía duele.

©️Otesania 2020

En el fondo del pozo….

Rescato una de mis primeras entradas en este blog, allá por octubre de 2013,  para decir a l@s que estén ahora mismo con las sensaciones que se describen aquí que…. lean hasta el final y verán que….¡¡¡¡Sí se puede!!!!
Una vez que estás en el «fondo del pozo» ya sólo tienes una opción que es…aferrarte a los que te importan con las últimas fuerzas que te queden… coger impulso y salir disparad@ hacia arriba… así que… ¡¡Ánimooooooooooo!!

© Otesania 2018

"Tengo mi Paz"

SONY DSC

En el fondo del pozo todo es oscuridad… dolor…. tristeza….inquietud…. soledad…

En el fondo del pozo apenas llega la luz del sol y el único calor que te abriga es tu propio abrazo…. porque allí abajo el sol no calienta… pero no importa… no lo necesitas….

En el fondo del pozo tu mundo eres tú… y el mañana no existe…

En el fondo del pozo oyes voces a lo lejos que te llaman pero pronto dejas de escuchar y las voces se transforman en susurros casi imperceptibles….

En el fondo del pozo sientes que ya no te quedan fuerzas…. ni motivos para luchar…. ni esperanza… hasta que un día… sin saber por qué…. oyes algo diferente….una voz….. una melodía….. y miras hacia arriba para descubrir, detrás de un rayo de sol, una mano tendida que te anima una vez más a salir….Entonces te levantas…. estiras con fuerza tu mano y…

Ver la entrada original 71 palabras más

Pinceladas de Cordura (44)

Si abandonas a un amig@ cuando más te necesita luego no le hagas creer que te importa porque no será cierto…y además ya será tarde.

Si de verdad te importa una persona sufres a su lado cuando está sufriendo… Llora tu alma cuando ves que la suya está rota en mil pedazos… Enjugas sus lágrimas con las tuyas… La/lo abrazas fuerte cuando necesita un lugar donde refugiarse… Sonríes cuando por fin la/lo ves sonreír de nuevo… Le prestas tu hombro…y tus oídos cuando necesita «soltar» todo el dolor que lleva dentro y te sientes feliz cuando ves que él…o ella recupera la fuerza, la estabilidad y la felicidad que se merece…

Ⓒ Otesania 2017

Pinceladas de Cordura (27)

wp-image--1131125001

Aprender a estar sol@ creo que es una de las lecciones más duras que la vida nos va a imponer a lo largo de nuestra existencia. Hay gente que lo lleva bien…Incluso que lo busca… Me temo que a mi esa asignatura me quedará pendiente hasta la eternidad porque, si de la peor época de mi vida (hasta ahora) lo que peor recuerdo, con diferencia, es el sentimiento de soledad, aún estando rodeada de mucha gente…¿Como será sentirse sol@ y estarlo de verdad…sin nadie cerca para darte un abrazo y para animarte a seguir luchando… a volver a ver la vida de colores?

Ⓒ Otesania – 2017

Esto es una balada Heavy: «Adios» (Leyenda)

Siempre se ha dicho que las baladas «heavys» son las mejores….. pero no sé… Supongo que, como en todos los géneros habrá de todo; unas serán mejores y otras serán peores pero, lo que si puedo decir y puedo dar fe de ello, es que las baladas en un concierto Heavy crean momentos muy especiales… Son como un remanso de paz en medio de una tormenta… Son esa ventana que de repente se abre durante unos minutos y te deja «ver» y «sentir» el alma de ese «heavy» que unos segundos antes estaba metiendo «tralla» con ritmos trepidantes, agudos imposibles o graves de ultratumba… Las baladas heavys son…el «alma del Metal»… Son sentimientos a flor de piel…Sentimientos en estado puro que hacen que una lágrima ruede por tu mejilla sin saber muy bien por qué… Eso es lo que ocurrió la primera vez que escuche esta pedazo balada…y aún hoy, después de haberla escuchado muchas veces para hacer este video-lyric, se me pone un nudo en la garganta cuando la escucho. Esta balada tiene «algo»…pero no se explicar qué es.

Escuchadla hasta el final. Prestad atención a las imágenes. Prestad atención a la letra… y veréis…

Cuando me haya ido…

rosas

Cuando me haya ido no quiero llantos ni lamentos.

No quiero caras tristes ni miradas perdidas.

No será el momento.

Cuando me haya ido no quieras saber qué pasó.

Ya no me preguntes si estuve triste o contento.

Si tuve dolor, si sufrí

Si fui feliz o mi vida fue un tormento.

Cuando me haya ido dará igual si me sentí solo o enfermo.

Si me preguntaste alguna vez

¿Qué tal va la vida? ¿Todo bien?

O nunca te preocupaste por saberlo.

Dará igual. Ya será muy tarde.

Ni será necesario, ni será el momento.

Cuando me haya ido que suenen gaitas y tambores,

Que se oigan las dulzainas

Y que mil acordes de cuerdas de acero,

Rompan el silencio lanzando a los vientos

Esas melodías que llenaron mi vida

De bellos y grandes recuerdos.

Cuando me haya ido no quiero crisantemos.

Traedme rosas,  gitanillas,  claveles de colores,

Margaritas…pensamientos.

Nada de flores tristes. No.

Nunca me gustaron las flores de los muertos.

Marche lejos la tristeza y se dibujen sonrisas.

Aunque ya no esté aquí me alegrará mucho verlo

porque… cuando me haya ido,

Los malos momentos no tendrán ya valor

Sólo quedarán los buenos recuerdos;

Los momentos felices vividos

Que a pesar de todo…. y aunque me haya ido,

Siempre serán nuestros.

– Otesania –
17 de abril de 2011

En el fondo del pozo….

SONY DSC

En el fondo del pozo todo es oscuridad… dolor…. tristeza….inquietud…. soledad…

En el fondo del pozo apenas llega la luz del sol y el único calor que te abriga es tu propio abrazo…. porque allí abajo el sol no calienta… pero no importa… no lo necesitas….

En el fondo del pozo tu mundo eres tú… y el mañana no existe…

En el fondo del pozo oyes voces a lo lejos que te llaman pero pronto dejas de escuchar y las voces se transforman en susurros casi imperceptibles….

En el fondo del pozo sientes que ya no te quedan fuerzas…. ni motivos para luchar…. ni esperanza… hasta que un día… sin saber por qué…. oyes algo diferente….una voz….. una melodía….. y miras hacia arriba para descubrir, detrás de un rayo de sol, una mano tendida que te anima una vez más a salir….Entonces te levantas…. estiras con fuerza tu mano y alcanzas la suya porque quieres seguir escuchando lo que esa voz tiene que decirte….y es cuando descubres que la salida siempre estuvo ahí…. al alcance de tu mano…. pero se te había olvidado mirar hacia arriba para buscar el camino hacia tu destino…. para salir de nuevo a la luz…..para encontrar de nuevo tu paz….

Lo sé….. porque yo estuve allí….. en el fondo del pozo.

– Otesania –
Oct 2013